PROTESTANDO EN SONETO

 
Insultos a la Iglesia
 
So pretexto de algún concepto noble
seguido de un remedo de alegato,  
se infringe a los creyentes un mal trato
que por su condición les duele doble.
 
Insultos con un ánimo insensato,
al son siempre del mismo pasodoble, 
buscando ser el eco y el redoble
de odios convocados a rebato.
 
La libertad es buena compañera,
se puede tolerar la discrepancia
o encajar una idea constructiva.
 
Más nunca consentirle la jactancia
a quien vierte una infamia torticera
llevado de su inquina corrosiva.
 
Artesana, 22-5-10
 
 
 
 
Dedicada a todos los que se empeñan en resucitar viejas rencillas.
 
Mis muertos
 
Mis muertos no vegetan hechos cizaña,
sus almas germinaron por las cunetas
flores que sepultaron las metralletas,
llenando con su luz la paz de España.
 
Mis muertos escaparon de la maraña
tejida entre las zarzas hacia otras metas.
Sus tumbas las custodian blancas garcetas,
lejos de los rencores de la guadaña.
 
Cada gota de sangre, roja amapola,
cada gota de sangre, azules lirios.
 
En su muerte sus almas son una sola,
ya no existen colores, clases ni retos,
redimida la guerra con sus martirios,
han marcado el camino de nuestros nietos.
 
Artesana, 29-3-10
 
 
 
 
Inmovilistas
 
Vomitan entre absurdas reticencias
recurrentes esferas de fracaso
marcadas por la sombra del ocaso
total de sus fanáticas creencias.
 
El pensamiento propio es bien escaso,
pues su mafia no admite disidencias
y perviven soñando inconsecuencias
lastrados con un siglo de retraso.
 
La libertad que invocan no se siente,
la esgrimen como un arma retorcida
propiedad de su credo intransigente.
 
Prefieren deslizarse en la caída
continua por un río pestilente
a ver la inútil huella de su vida.
 
Artesana, 3-3-10
 
 
 
 
Los sindicatos en la crisis
 
Conversos en la fe del sindicato
se lucran con astutas componendas,
llenando sus bolsillos con ofrendas
pactadas en un pingüe concordato.
 
Son fieles que se ofrecen sin recato
al oro corrompido, en las trastiendas,
dispuestos a venderse por un trato
que brinde liquidez a sus haciendas.
 
¡Qué pague quien demande sus servicios!
No son profesionales, son adeptos,
cuadrilla de chupópteros ineptos
que viven de tapar los estropicios
de un torpe mentiroso y manirroto
capaz de cualquier cosa por un voto.
 
Sus puestos vitalicios,
y el resto va rodando cuesta abajo,
sin casa, sin pensión y sin trabajo.
 
Artesana, 21-4-09
 
 
El 7 de Octubre (1.886) se conmemora la fecha del fin de la esclavitud en las colonias españolas. Traigo a esta página la figura de Julio Vizcarrondo y Coronado que dedicó a esta idea todos sus recursos y conocimientos, aunque su vida no sea lo suficientemente conocida en España es digna de una película. Si queréis saber más pinchar en estos enlaces, vale la pena.
A pesar de estos esfuerzos asistimos constantemente a nuevos tipos de explotación del hombre por el hombre.
 
 
 
Esclavos
 
Llegaron a millares en los barcos
negreros, enjaulados sin clemencia,
y el mundo compartía esta indecencia
con tímidos rechazos, siempre parcos.
 
Si ahora criticamos la crueldad
de vender como un mulo a un semejante,
hubo un tiempo en que tal atrocidad
era solo un detalle irrelevante.
 
Regresan hacinados en pateras
tras algún paraíso que no existe
creyendo en la fortuna todavía.
 
El hambre no conoce de fronteras,
no puedes elegir donde naciste
y el bienestar es pura lotería.
 
De nuevo mercancía…
alentando el trabajo clandestino
aprobamos el mismo desatino.
 
Artesana, 3-10-08
 

 

 
El águila y la serpiente
 
Repugnante se arrastra la serpiente
venenosa del odio dirigido,
emponzoña su tétrico latido
al sentimentalismo de la gente.
 
El terrible reptil frío y silente
amenaza al polluelo desvalido,
y el águila defiende fiel su nido
cercado en ese círculo demente.
 
La roca abandonada seca y muerta
de nuevo es rica tierra prometida,
de nuevo en el desierto mana miel.
 
Sin concordia lo dulce se hace hiel,
no se puede tender la mano abierta
si te acecha el rencor en su guarida.
 
Artesana, 30-12-08
 
 
Estatuas
 
Gigantes de esperpéntica victoria
secuestran con orgullo trasnochado
a un jinete de bronce ya oxidado
en pos de los laureles de la gloría.
 
Se agita el huracán de la memoria,
y el hierro con valor descompasado
derriba este pasado superado
erguido en lo inmutable de la historia.
 
Prendida de las grúas prepotentes
a sueldo de unas pretensiones fatuas,
cabalga la esperanza en el futuro;
 
su vacío se alza como un muro,
entre las dos orillas no habrá puentes
mientras no tengan paz ni las estatuas.
 
Artesana, 25-12-08
 
 
 

Esta entrada fue publicada en RINCON DEL ARTE MAYOR. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s