VICTIMAS INFANTILES

 

Aido… Sí es humano. Tú, no se sabe.
 
Déjame vivir
 
Déjame compartir tus ilusiones,
déjame ser mañana en tu mañana,
déjame ahogar la pena que te aplana,
déjame con mis propias decisiones.
 
Quiéreme sin temores ni cuestiones,
abriré con mi aliento la ventana
de un mundo azul de besos, sé fontana
que nutra de aire fresco mis razones.
 
Somos dos, siente mis palpitaciones
y escucha en ti latir la esencia humana.
 
Artesana, 12-3-10
 

  Romance dedicado a Enrique, que con 6 años, de acogida, preguntaba continuamente ¿qué pasa?

 
 Mamá y la droga
 
Enrique anda perdido
sin saber donde lo mandan
o aún peor deseando
que mamá no vuelva a casa,
porque tiene papás nuevos
colmando todas sus ansias.

Es una historia bien triste
mas hoy común en la infancia.
Mientras estuvo acogido
conoció una vida sana
orden, disciplina y juegos,
que terminan la mañana
en que vuelve a su rutina
con su madre ya curada.

Jura que el hijo le importa
la realidad es amarga,
comienza un nuevo descenso
el mismo día del alta.

 

Pobre niñito maleta
con la duda en la mirada
por mucho que lo pregunte
nunca sabrá lo que pasa.
 
Artesana, 25-4-08
 

 

Mari Luz ya no está, un abrazo a su familia, en la memoria estará siempre.
 
Mari Luz

Mari luz, linda amapola,
campanilla amanecida
con melindres de princesa
y astucias de gitanita. 

 
Pluma apresada en el vuelo,
derribada golondrina,

sueño de miel y vainilla
bailaba tu piel morena
mientras se ahogaba la vida,
la bulería en tu sangre
se hizo quejio sin malicia,
dormidos los labios fresa
murió la canción marchita.
 
Se callaron las cigarras,
tu alma se hizo mariposa
y florecieron al tiempo
las flores de la marisma
para proteger con mimo
tu cuerpo inocente, niña.
 

Artesana 14-3-08
 

La niña, 5 años, lleva ya una semana perdida, de los dos niños canarios ya ni se sabe cuanto, solo queda buscar y rezar por su suerte. Mi recuerdo a todos ellos.
 

Mari Luz, una semana.

Mari Luz, giras las palmas al vuelo
como un torbellino que te sabe hermosa,
que te quiere libre, jugosa manzana,
y tu raza asoma, niña confiada,
los pies en el viento, los ojos de ciervo
la boca granada de lunitas negras,
risa revoltosa, mal fario y silencio.

 
¿Dónde está el gusano que pudre tu huella?
¿cuántas azucenas cortaron tus miedos?
¿quién pensó tu risa? ¿qué soltó tu pelo?
Cuando la marea te vuelva a la roca,
pobre gaviota, llorará la arena,
callará la barca
y por la marisma sonarán las olas.

Artesana, 20-1-08
 
 
 

Centrifugadoras infantiles

Desde el horno crematorio
a la centrifugadora,
la raza depredadora
encuentra un chivo expiatorio.

Sin funeral ni velorio
con estudiada disculpa
te trituran como pulpa,
holocausto sin frontera
del progresismo bandera
sin tener ninguna culpa.

Artesana. Nov. 2007

 
 
 
Madeleine

Madeleine, tú tan bonita,
aliento de caramelo,
tan niña, tan inocente
y ya tan grande tu miedo,
¿Que espanto no habrán vivido
tus ojitos tan despiertos?
¿Quien apagaría su luz
sin apiadarse de ellos?

Como la bruja del cuento
la muerte te esta acechando,
se está enredando en tu pelo,
a muerte huele tu ropa,
a muerte el último beso.
¿Como no va a oler a muerte
con tanto buitre rondando
tu cara de terciopelo?

Artesana. Sept, 2007

 

   

 
  Dedico esta poesía a las madres de la A.V.T. que lloran a sus hijos, algunos de ellos aun bebés, y solo piden la justicia a la que tienen derecho. CONTAD CONMIGO. Por mi, por ellas.
 

ANGELITO MUERTO

Pegajosa y tiesa, como un chicle negro
la sangre en tu pelo.

Pececillo muerto, sin brillo, sin centro
tu ojito entreabierto.

Manitas cerradas, mariposas muertas
con un caramelo.

La boca, el chupete aun calentito
cayó despacito.

Acurrucadito, dentro de su cesto,

pajarillo quieto

Ya no tenia pulso, ni vida ni aliento,
angelito muerto

Nunca ya mas risas, ni cantos, ni juegos,
la esperanza rota, la vela en el suelo.

 
Artesana  2007 
 
 
 
En esta página web, hay un reportaje, quien no se sienta capacitado mejor que no mire .
 
  
Un descuido
 
 Deshilvanados los hilos,
la sombra, 
silencio pataleando
en el útero vacío.
 
 Tú ni luz fuiste, descuido,
solo vida apresurada,
besos dulces y mohito.
Una oleada, un sofoco,
deditos en la basura,
nadie mecerá tu cuna,
trocito de carne roto.
 
 Artesana. Agosto, 2007
 
  
 
 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en RINCON SENTIMENTAL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s